LISTA DE REPRODUCCIÓN DE VÍDEOS DE ESTA COLECCIÓN

ÍNDICE de Blogs

VEO2

QUINTA DEL SORDO, AUTE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 19 de septiembre de 2009

El Laberinto Tiene No Tiene Puerta





El Laberinto
Tiene No Tiene Puerta





Photobucket




El poder del deseo no está en tus ojos extraviados en mis piernas
ni en que controles perfectamente la situación
ni en que no tiembles cuando estés destapando cerraduras
o esa frase clavada en el alma
que apareció en el aire
y al aire pertenece.

No está en mis obsesiones maternas en las que me solía gustar
pasar la lengua delicadamente sobre la inocencia del filo de un cuchillo,
no está en tus ojos ni en todas las veces que se licúan
cuando los miro

ni esta gramática elegante
que amaneció aterrada.

Ni en mi cuerpo reventado por el placer
estallando en montones de crímenes
y desaparición.

El poder del deseo es acumulativo, giratorio, lunar,

está en que nunca digo lo que pienso y entonces.

No está en las enes y en las erres que se transmutan y arrasan el lugar,
ni en tu pene pequeñito que se deshace entre mis manos
porque son ellas
las que se nutren del agua de tu país amniótico.



Photobucket



El poder del deseo no está en tu sexo de color transparente que duele
y trae consigo la dispersión,
a fuerza de no tener ubicación
su energía se pega al paladar,
a las costillas,
esquiva los obstáculos de tus andares,
los espejos son sombras a medias, envuelven cosas que parecen ser nadas.

El germen del deseo no esta en la fuerza de ser desproporcionado y oculto
y ponerse a hablar con los agujeros,
porque ellos,
son irreconciliables.


Photobucket


El poder de todo esto no está en que vayas a venir,
dijeron siempre: abrasa como soga de ahumado,

yo no lo creo,
yo si lo creo,
lo que sucede es que no hablo claro conmigo.

Tampoco está en el aire que se insinúa, que se atraganta,
que se atornilla,
que se hunde,
que crece fueradentro de mis versos cazando mariposas.

El poder del deseo no está en tu casa ni en la mía,
no te imaginas lo imposible que sería volver,
tampoco está en los días que me quiero perder
en la pálida sombra del olvido,

tampoco está en tus manos de cabeza
ni en tu noche fantasma,
ni tan siquiera, me atrevo a suponer,
en una imagen tuya bajo la lluvia caminando
humanamente atravesado,
la belleza sería entonces
no acercarse,
sería suficiente con contemplar tu permeabilidad.

El poder del deseo
no está en los nueve capricornios que ungen tus atributos,
ni esta lengua inabarcada del mundo
que pronuncia el secreto de lo
cósmico
en tus labios.

La peripecia del deseo es que hace sumas y restas sencillas
con exigencias desiguales.







No hay comentarios: