LISTA DE REPRODUCCIÓN DE VÍDEOS DE ESTA COLECCIÓN

ÍNDICE de Blogs

VEO2

QUINTA DEL SORDO, AUTE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 15 de septiembre de 2009

Entre Los Dientes De La Espuma












Entre Los Dientes


De La Espuma





Un Tejado Sin Nada






Photobucket





“No podemos terminar con el alma, sólo podemos curarla.”


-Extensión Universitaria-




Prohibido




Infinito Pictures, Images and Photos



Todo resultó ser
el desahucio de un instante
que envidaba la eternidad.



Objetos Inventados







Vamos a hacer una prueba: probemos que existimos.

Está difícil demostrarlo, todo se ha puesto en contra,
los carteros,
los ojos,
los tambores,
las llaves,
el queroseno.

Ahora sufrimos cosas químicas
y el alma padece irrealidad
y provoca teorías en la correspondencia
invertidas
y solas.

Pareces una broma destartalada y huérfana
que atacara el destino,
te enmudeces como un cactus
y las muñecas
ya no te encuentran en sus breves cajitas,

esos jardines que inventé
destrozan los teoremas,
y el agua
es un océano indescifrable.

Una fuerza imperiosa propone
que se desaparezca tu bufanda,
que se muerdan tus frases,
que sea incandescente tu verdad
y otra fuerza conviene conmigo
que desde lejos
trate de demostrar
por penúltima vez
que todo pasa (sin pasar)
adentro de mi cabeza.


Que se ha hecho trizas la canción,
que si llueve son piedras,
como si se tratara de un accidente sumergido en la nieve
ya no llega el otoño
ni has venido a buscar la serpiente
que se tragara tus palabras.



Después De Haber Borrado




Este decir tuyo tiene que ver
con las cosas que pasan en los charcos,
como suponerse libres de la sustancia acústica
que nos implica.

Y nos lanzamos contra el suelo
simulando ser pájaros exóticos,
antes de entrar en contacto con sus lagos dorados
dibujamos en la puerta unas manos de tiza
y nos aseguramos de dejar también
en el borde de la acera
la boca
momentáneamente callada
con un hisopo.

Hay apenas una salpicadura de barro en el charol
que nos sirve de brújula,
pero limpiamos la mancha como si se tratara
de un negro presagio,
y en un instante que no podemos registrar,
iniciamos el vuelo hacia el centro de la explosión.

Desde la acera nos observa un ausente
con los ojos resucitados por una antorcha.

 


                             Abismal Diferencia





Es preciso encantar la mirada,
silbar extendiendo violines de pólvora,
rezar con los dientes a prueba de bola de billar.

Es necesario eliminar el color de caoba
que se aglutina entre los dedos,
caer como tigre de seda
por los jardines de ninguna estación.

Hay que llorar en el costado sombrío del cielo,
morir con la calle en el sol,
fusilar los espacios vacíos,
en los mapas nadar las arenas
de aquel fuselaje de vidrio.

Hay que encender aduanas a pleno desastre,
fingir en columnas el miedo,
la duda fragmentaria
y su lívida frente de nácar,

atravesar
el estremecimiento,
dormir
entre los gritos de la luz.



Hablando Con Alejandra







1° voz: Alejandra Pizarnik
2° Voz: Pilar García Pue



“Cuando a la casa del lenguaje se le vuela el tejado
y las palabras no guarecen, yo hablo."

-Alejandra Pizarnik-




Me apoyo en lo que pareces querer decir
porque imagino una casa enferma,
un cielo sin azul
y un tejado sin nada.

"La yacente anida en mí con su máscara de loba.
La que no pudo más e imploró llamas y ardimos."

Me imagino que ya te has dado un nombre,
y yo que no tengo nombre,
me imagino que voy a tenerlo.

"Y yo no diré mi poema y yo he de decirlo.
Aún si el poema, -aquí y ahora- no tiene sentido, no tiene destino."

Es porque tú eres Alejandra
que esta noche no cubro mi cara del espejo,
porque le hablaste a los espejos
y encendiste colores en la muerte,
es porque ya has detenido la gran puerta
para que todavía te escuchemos,
no tú, no nadie,
la puerta se ha detenido
para que entráramos las demás.

"Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa."

Y no dice aquello que le hace al silencio,
no dice aquello que el silencio otorga como palabra,
aquello que falsifica mi voz, mi silencio y mi sueño,
aquello que me asesina en cada letra y yo no he dicho,
la imagen camicace de los locos,
la propia piedra enloqueciendo
al tratar de entrar en alguna palabra.


"Ella tiene miedo de no saber nombrar lo que no existe."

Por eso hablo contigo,
creo ríos enteros de palabras,
oigo a los cómicos agitar las manos en torno a tus voces,
siento la ausencia en forma de pared,
el teclado es ausencia,
mis pies fríos se apoderan del reloj,
mañana seré toda del olvido,
mañana seré el reflejo de una caja roja en una lágrima,
mañana agitaré mis manos al agujero de la imaginación.

"...yo no sé de pájaros
no conozco la historia del fuego
pero creo que mi soledad debería tener alas..."


¿Alejandra, me oyes?






Aquellos Días




Photobucket



Inevitablemente me alzo,
la ventana me alza, mis pies me elevan,
el pensamiento me recorre,
en un lado revuelve la ciudad,
en el otro se ordena tu ceniza.

Tengo dos huecos,
en un vaso se eleva el infinito,
en el otro, simultaneo y feroz,
dejo pasar la luz.

Inevitablemente lo maldigo,
con un brazo recojo flores blancas,
con el otro
oscurece esta ciudad.

Y yo vengo de ti,
tengo dos lados en mi pecho,
inevitablemente los recorro,
recojo tu mirada cristal,
en un lado se escribe esta ciudad
pero me alzo
y yo vengo muriendo en cada brazo,
mis pasos te recorren,
me ausento...

...se ausenta

y yo bailo,
bailo con tu distancia
y yo me elevo con mi sombra
como si se elevara la ciudad
más alta del olvido.

Ellos te escriben, te recuerdan por todas partes,
ellos te nombran, por todas partes te hacen hablar,
ellos te llaman, yo te hago hablar por todas partes,
todos los días te despiden,
todos los días te lloran y se sublevan por ti.

Tú, que te pareces al blanco de los jazmines,
tú, que te pareces al rojo de los pañuelos,
tú, que perfumas la sangre de mis palabras,
ellos que te construyen en sus amores,
aquellos que te encadenan en el laurel,
yo, que te repito en realidad,
yo que he creado la realidad,
que no existo así como no existe la realidad,
tú que me oyes,

tú que estás en tu miedo
del que yo me despierto.

El bien y el mal han fabricado cuerdas
por las que me deslizo junto a ti
ante la lumbre de los días,
sólo por verte abrir los ojos
desamparados.

Así como nosotros hemos sido
el gesto obsceno de los indiferentes,
la cobardía sin palabra que la haga existir,
en esta misma noche
están llamando buitres a tu cama,
están llamando cuervos a tu cama,
están buscándote los ojos
todos los ojos de los ciegos.



Ese




Universo Pictures, Images and Photos


Esa soga que se anuda en tus dientes,
ese vasallo que firma su rendición,
ese profanador de gestos con alma de mendigo,
ese rey,
este amor que se debate en estrategias,
ese soy yo.




Mi Silencio Y Mi Sueño




“¡Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa!.”

-Alejandra Pizarnik-






Esta Pluma No Miente




Sabe que cuando escribe se juega a todo,
viene desnuda del campo de batalla,
de la palabra moribunda,
hay una instilación que la segrega
y la convierte en simulacro.



Declaración




puerta al universo Pictures, Images and Photos



Tengo miedo, me he convertido en un monstruo
y mis dedos conforman la maquinaria,
ellos también doblegan su garganta,
si los cortasen,
otros cinco hermosos soldados
sujetarían el papel.

Mis dos manos trabajan en una cantera, por nada,
por amor a las piedras,
cinco silenciosas águilas podrían,
si fuese necesario,
señalizar nuevamente la ruta.

Y para que haya tal, el camino y yo,
tendremos que contratar el resto del cuerpo,
disponer de los pies,
ya que el asfalto
son tramos de realidad
más imposible aún
y no asegura
que la feliz combinatoria
nos permita el encuentro.

El oro grita ciego y certero,
ostenta inflexible mi destino por todas las esquinas,
sonrío,
también alquilo mis dientes
y verdaderamente doy gracias
no sé, digamos que tengo una caja ancha
que anhela el límite de otra mirada, entonces
doy gracias como quien usa un perfume
o utiliza un verbo o una música
y aprende la polisemia del llanto.

Los poetas tenemos miedo de las inundaciones
y de los sordos, tenemos realmente miedo
de los hombres y de sus estados de ánimo,
miedo de que el tiempo nos parta la cara.




Doble Espacio


Photobucket



Son infinitos estos huesos,
estas manos que regresan
a tumbarse en un día de azufre,
es baldío este sol que perturba en el pecho,
es inmensa esta calle,
son mentira las formas grotescas
que simulan ser hombres.

El azúcar, la sal, el reloj
no han existido,
esta pared es un disfraz,
esta escalera mata.

Estos sonidos crujen descoyuntados
por largas chimeneas,
alaridos,
fantasmas y sombras
son todos las posesiones
en el campo exterminio de esta voz.

Son impasibles estos ojos,
este brazo arrancado de un sueño.
¿De quién serán los juramentos
con que se bate el aire
como única prueba de alguna realidad?

Me quitaré los ojos,
esta máscara infame
donde piden clemencia
los desaparecidos.




Dinero



lampara de genio Pictures, Images and Photos


El magnate pegado a su deuda
con ojo Polifemo
amasaba zancadas de agua,
trocaba el sol y la metralla
versando en universos.

Picoteaban su cara las avispas
y una colmena de olores,
jugaba con los tonos de la piel
que destilaba en una lluvia de niños
para imponer la guerra.

Un átomo de sal se multiplica y amplía
los extremos del mundo,
pinta corros en la arena
del inmenso desierto de las dunas del Sur.

Hombre y dinero
tuvieron relaciones imposibles,
encendieron su lámpara de extrañas melodías:
vivieron sin amor y sin ley.





Todo Lo Que Ocurre En El Silencio




Photobucket


Tú también tienes un silencio como un ala poeta
y te arrancas la frente y la pones en un silbo.

Tú te vuelas en un tren de color blanco
y tus desnudos son brazos rojos
que bombean el gris de la rabia
y te estiras como un gato
y gravitas
y ni te miro.

¡Qué extraña,
qué diferente,
qué perpendicular que eres!
y los violines te llenan el alma
de espuma negra, negra, negra,
y se deshizo el blanco de tu voz.

Y cómo se desgarra tu piel morena
y otra vez el silencio
es oro blanco roto.

Y tienes la caída de un laberinto
y en tu pelo han crecido cristales
y lloras por la dureza de las olas
y las por las cosas más simples del mundo

y piensas.



Otro Lugar



Infinito Pictures, Images and Photos


Esta marea me viene de otro lugar,

la custodian guardianes que me impiden
alzarme en cataratas o viajar
en fuselajes de vidrio.
Dispongo de bocadillos y tarjetas de adicción,
baúles apretados a merced de cada causa,
hilos de aire fabricados a destajo.

Nunca medí el espacio entre la broma y la bruma,
nunca me deslicé por los bordes de tu boli,
no fui la lámpara noctámbula
de un Lázaro apenado,
sólo la idea de eternidad sujetó los confines.

Lejos de la tibieza del lenguaje
soy un sólido discurso,
la piedra del descarrilamiento.
abiertas las ventanas para pisar la noche
que me duerme de un sueño anacoreta,
será mañana bandera de aire,
te escribiré una carta.
Si las frases no me llegan,
si las ideas no me alcanzan
y los botones estallan en carcajadas de miedo
te iré a buscar:


me vestiré de no,
me vestiré de sí,
me aliaré con las polillas,
me quitaré la ropa y la denunciaré;
firmaré los autobuses y los robos,
indagaré por la torpeza y la sobornaré,
engañaré a los puntos,
voy a falsificar aquí esta coma -¿ves?-
tampoco hice esta pregunta.
Los anticuarios embargarán los libros
y libres ya de la ceniza, y el fuego desarmado,
articulamos lo imposible.




Desde Entonces





amor universal Pictures, Images and Photos


Si te pienso y te enredo las manos al aire,
las manos propicias que te desorganizan.
Si te miro,
en un lado las flores...

Y si te dejas olvidar
al bies de tu espalda
y pudiera sentarme en tu corro de orugas,
contar,
propagar como fuegos de polvo
los días divididos,
tus dientes batalla
que a veces te amotinan detrás de tu miedo...

Pero si te pensara
y me alcanzo a tocarte
rompiendo banderas soledad,
a plena rabia clandestina
o tu risa caliente sentada en tu falda,
en tu blusa,
en tu timbre mojado de verbos.

Siento que está llegando una bandada
y tus manos
enredan
mis ojos silencio
que guardan
el tiempo
en poemas.




La Marioneta



“Ella tiene miedo de no saber nombrar lo que no existe.”

-Alejandra Pizarnik-




Photobucket





Todo Se Ha Dicho Ya





y, sin embargo,
esta necesidad de deformarse,
este llanto baldío.





Para Hablaros De Ella





universo Pictures, Images and Photos



Primero he de mirar todas las cosas
pues mis ojos están soliviantados
por las correas del trineo,
un simulacro de cadenas tensa el globo ocular
vértice hacia la nuca
compresión marca Kellogg´s,
tarde de cine,
cúbicamente acariciando la pantalla con mis dedos
tan sucios.
La línea negra de Madrid
revienta en una bolsa manicomio
con la que oculto mi cuerpo de cartón,
aluminio,
bajas, deshechos.

Ella tiene los pies abrazados al suelo,
la tensión arterial oscilando en el odio
sobre el tablero gris de la ciudad
en el que me inoculan
ve-ne-no- No, No No-mina.
La encontré de soslayo en el cuadro,

de repente la vi pasar
durante años esperando
al rey de las manzanas... sentada,
arrodillada con su piel a la flecha
en la que llegaría atravesada
por una pirámide
entre fibrinas y mandíbulas,
carbono inolvidable,
cosas Kelly,
paradigmas y enzimas
entablillándole los labios.

Ella ha extasiado su mirada,
que desde el cuadro
me obliga a repetir.
Ella ha volado al país del caballo de lata,
una sencilla jaula de madera
para su alma.

Me habla,
me señala a mí hablando de ella,
no ve, en toda su escalinata,
la noche amontonando los caníbales,
extrayendo con forceps
abejas de barro:
me-tas-ta-muertos,
me-tas-ta-flores,
me-tas-ta-si-sis,
me-tas-ta-nos,
girasoles y ojeras,
la noche entera es una plaga
desde donde me mira, la miro, nos miramos
distorsionadas.

Abro sus piernas para que la penetre el mundo
y me siento a su espalda,
para que encuentre una mirada,
que se busque...

para que no la roce
el minuto,
para que el sitio sea un atlas,
para que el 21 de septiembre.
Porque ella ya no está donde está ella,
allí no hay cuadro que la asista,
yo la veo desde su rojo polar
soliviantada por los trineos,

¡Que No La Digan!,
Atocha es una antorcha vegetal,
las entradas de cine son tarde,
la familia es un bic,
la familia es un mix,
mis manos son latentes,
mis colmillos se rayan,
se juntan
para palpar su miedo,
la razón
vive la era de Virgilio.

Desde el cuadro condena el poder de matar
del golpe sin martillo
sin golpe
sin sangre
sin muerte
sin ella.




¿Qué Hago Para Olvidar?




Photobucket


Las alimañas tocan a mi puerta como lobos hambrientos,
Alicia está llorando en el jardín, ¡noche de huesos!
alguien que me diga por dónde podría cerrar
este desvarío.

Las alícuotas del hambre se me parecen, ¡noche carnívora!
¡boca de doble filo que enmudeces en el amanecer!

Si la vida no fuese esto,
si la verdad no fuera esto,
si crecieras entre los granos de maleza,
si estuvieras entre la tela dormitorio,
si anduvieras en otro firmamento
diferente y el mismo.

¡Si te callaras,
si escucharas desde tu pozo de silencio,
si la desesperación del ángel,
si tu brazo derecho dudara.!




Entro En El Azul




“Con lo que el psicoanálisis no puede
es con la casa.” *



azul Pictures, Images and Photos



Un Ángel De Verdad





Eres libre
como Dios cuando custodia
el reino de la inexistencia,
libre como tu espalda exenta
de la función de la mirada.

Tus brillos evocan aquella transparencia
que deslumbraba los espejos,
cuando lloras,
te desplumas herido
en ríos de sangre azul.

¡Oh, majestad inaudible,
eco devoto del verbo arrepentimiento,
incómodo, amenazado
por la onda expansiva de los espejos!.

Aquí tu transparencia sublime
Me Eleva En Sus Flores De Babel,
de mi cuerpo haces un muerto
sin latido y sin fecha.




Pájaro Melico




Photobucket






Extraño fue el día de las apariciones,
el día de los botones y las langostas,
extraño es un país que llamo desde el umbral
de los arácnidos.

Extraña es tu manera de mencionar las flores
cuando piensas que son
las cosas
y estás
todas las horas envuelto en sábanas
y eres resto diurno
y amaneces sin esquinas.

Solamente los juegos de las horas
cuyos relojes te prenden
como el amianto
y tu forma desquiciada
te envuelven y entrañan tu mirada
y te repartes
terrible y singular.

Me vences siempre.

Me vences siempre
debido a un cansancio triangular
De Esquina Norte,
De País A Frontera,
De Astro A Rió Levadizo.

Extraño eres,
sí,
extraño
como las flores grabadas en un jardín
por un disparo.

Cada vez más extraño,
como cuando me doy la vuelta
y pronuncias alguna palabra
que se incendia.




El Hombre De La Casa




Loving my sombrero Pictures, Images and Photos



Una boina te recuerda y habla sola
y se levanta en la noche y se sienta en el suelo
y se pone cabeza arriba y te libera.

Una cuchara fría
que significa la ausencia
se cuelga tu corbata, se lava las manos
y parte el pan contigo.

Un silbido pasea por mi casa
con sombra centinela
y simula tu regreso
y me sonríe
y yo le creo.

Una fantasma encantador
hace mi cama,
vigila tus zapatos y baila delante del espejo
donde te peinas tú.

Un pedazo de almohada está llorando
herida de pesadilla,
y yo le pongo tu cara
a dormir junto a la mía.

Un guante discute contigo sobre la realidad
y yo le digo
que te amo.



Dónde Iremos A Parar





Comienza el poema y es la hora del adiós.

Los viejos pasos se tropiezan,
andan midiéndose,
se achican,
se espían,
se engalanan,
se prenden a las alas,
se instalan en las paredes los objetos rendidos
ante la voz humana.

Arrancados del polvo donde se fueron a caer
son un depósito de formas,
un descompás los aleja, ya,
ni son pasos,
de sus tobillos no cuelgan sus andanzas,
no ascienden los guerreros con su gloria:

es la hora del adiós.

Hay un revuelo de cristales
punzando con su fragilidad,
un incipiente movimiento de teatro,
las crisálidas mortajas del ayer,

son pasos que aman
como espadas
combatiendo con su odio,
el tiempo gotea en balbuceos,

un duelo en la garganta
oficiando la vida.




Entro En El Azul


A Daniel




Photobucket


Entro en tu corazón

a través de los saltos de tus pies,
entro en tu corazón
a través del pan que te alimentó,
recojo de tu corazón
tus brazos abatidos.

Como si con mis manos
pudiera devolverte al país del viento,
sumo y fijo en palabras de la vida
tu porvenir que solloza,
tu corazón de estrella de cien puntas.


El asfalto es una fiera que se clava en tu garganta
cuando los siglos envilecidos por el dolor
hacen rodar el mundo por tus venas,

tu corazón que se desgasta como un barco,
tu corazón de las arterias rojo y vino,
tú llanto que contiene la primera señal.


al infinito y mas haya Pictures, Images and Photos


Tu país girasol,
tu temblor,
tu infinito.

Tu alma,
tu llanto,
la marea,
el huracán.



Tu corazón de rosa infantil,
tu canción candelabro,
tu corazón mendigo.




Tus ojos, tus ojos, tus ojos,
clavados en las luces de la ciudad,
tu ventana de pájaros,
el columpio,
tus manos, tu mano,
La Sombra
que se acelera.


Tu desesperación en tu columna vertebral,
mis sentidos,
el rugido de las fábricas que te llama,
el fuego que te circunda,
tu risa,
tu risa,
mi corazón valiente,
mi corazón hiriente.

Tu boca estremecida por el frío,
tus oídos cegados por el horror,
tu soledad que me grita desde una edad invisible,
la distancia de tus pies a mi corazón.


Photobucket

Tu alma, como un juramento
de amor
en mi cabeza azul.







Pilar García Puerta















No hay comentarios: